miércoles, 30 de marzo de 2011

Qué sueño!

De nuevo paseíto. Son las 12 menos 5, iba ya a acostarme, cuando resuena por toda la casa el aullido atronador, esa especie de "rugillido" (mezcla de rugido y chillido, el palabro no es mío pero me lo apropio), de mi Carmela del alma.
De nuevo me ha arrastrado de la mano para comprobar que todas las habitaciones de la casa siguen ahí, que ningún desalmado nos ha robado ninguna. Variación: hoy con el bibe en la boca, y empinando el codo a pasos alternos. Hemos tardado una eternidad.
Al volver al salón, el agotamiento ha podido con nosotras. Carmen ha trepado al sofá y se ha desparramado sobre los cojines. Cinco segundos más tarde estaba roncando como una bendita. 
Ya está en su cuna, y yo me voy a la piltra.
Jesusito de mi vida... (otro día contaré como lo reza, con su media lengua y a voz en cuello; es para grabarla)

El cristiano clandestino

Esto viene a cuento de una procesión sacrílega con el objeto de "castigar la conciencia católica, hacer daño en las ideas de la gente, sin contemplaciones (sic)", que se va a perpetrar el próximo Jueves Santo, siguiendo el mismo recorrido que las procesiones de verdad. No voy a seguir el juego a los organizadores mencionando los nombres de los "pasos" que han propuesto estos simpáticos y respetuosos individuos.

Como debo ser medio imbécil, hasta ahora no me he dado cuenta de la elegancia del asunto. Las persecuciones abiertas quedan mal. Los mártires son incómodos, al menos en las sociedades televisadas (no digo civilizadas). En ocasiones despiertan el respeto, la admiración de los espectadores. No conviene. Ni lo más mínimo.
Ahora bien, el ridículo es infalible. Contagioso. Mola. No vamos a crear mártires, sino idiotas. Y al idiota, nadie le respeta. Y funciona desde hace mucho, mucho. Y cuanto más jóvenes, mejor. 
- ¿Que todavía vas a misa con tus padres? ¡Menudo pringao!
Y el pringao, o tiene un buen par de razones y las ideas muy claras, o desea que se lo trague la tierra. Y para no pasar por pringao, empieza a buscar la forma de dejar de serlo. Porque ninguna chica (me niego a ser políticamente correcta/o, cada uno/a que se lo aplique a sí mismo/a con su propio género/a, ah, no que me he equivocado/a) quiere salir con el pringao que va con sus viejos a misa, o que quiere ser decente y bueno o lo que sea.  Ni los amigos, no vaya a ser que el pringao este le cuente a los viejos lo que hacemos.
Total, que la solución elegante funciona. Los cristianos somos, como ya he dicho en otra ocasión, o verdaderamente valientes o clandestinos. Y, tristemente, cuando empiezas a vivir como lo que no eres, acabas siendo como lo que vives.

martes, 29 de marzo de 2011

Er pato

Últimamente miro mucho al cielo. Y en esta zona, tan llana, hay mucho cielo que mirar. El cielo de Castilla llega hasta el suelo, y por aquí consta básicamente de tres elementos: nubes, avionetas y pájaros.
Pájaros hay montones. Mis amplios conocimientos de la materia me permiten distinguir según tamaños (grandes, medianos y chicos) y colores (negros y cualquier otro).
Total, que ayer, volviendo a casa, paso como todos los días por los campos de fútbol dedicados a Iker Casillas (chaval que me cae rematadamente bien, me parece que debería tener en su casa al menos la mitad de la copa del mundo, y además me parece sencillo y tierno, y que nos lo digan a todas las marujas del país que nos emocionamos con el asunto ese de la entrevista y el beso). 
Es una zona de la carretera de Extremadura que habitualmente huele bastante mal, nunca he sabido porqué. La cosa es que venía conduciendo, poco tráfico, iba mirando las nubes de reojillo,  y de repente cruzan la carretera 6 u 8 pájaros, especie: grande, subespecie: cualquier otro color. Volaban relativamente cerca, y me parecieron patos. ¿Patos? ¿En Móstoles? Ya serán cigüeñas, dije para mí.
Bueno, pues esta mañana, yendo a trabajar, ha pasado paralelo a mi coche lo que era, sin lugar a dudas, un pato. Gordo y lustroso, por más señas, volaba muy bajo y muy cerca. Lástima de reflejos, porque si llego a bajar la ventanilla a tiempo, de una sardineta soluciono la cena de los próximos tres días...

domingo, 27 de marzo de 2011

A toda vela


Echo las cuentas y hace mes y medio. ¿Sólo? No me lo puedo creer. Me han pasado tantas cosas en este tiempo que parece imposible que hayan sido tan pocos días. 
Realmente ha pasado una sola cosa, y todo lo demás son únicamente consecuencias inevitables. He vuelto a encontrar el rumbo, que había perdido hace más de 20 años. Y he descubierto cosas increíbles. Cosas que ya sabía, de una forma teórica y distante, pero que nunca, y digo NUNCA, había comprendido realmente. 
Resulta que hay otra forma de vivir. Se puede hacer las mismas cosas, exactamente las mismas, de la misma manera, y sin embargo todo es distinto. Simplemente hay que cambiar el punto de vista.
Es como la diferencia entre remar en una de las barcas del retiro, unos trastos pesados e inestables, y coger una buena ceñida en un vela ligera. El resultado final es el mismo: vas desde aquí hasta allá sobre el agua.
Pero la sensación... Una de las experiencias más increíbles de mi vida, una tarde perfecta. Mi entonces novio y ahora marido, un 470, una ría gallega, una brisa fresca y un puñado de delfines. Cogimos una ceñida buenísima, el viento soplaba justo para poder aguantar sacando medio cuerpo por la borda, con el viento en la cara, salpicados de espuma, los delfines haciendo carrera con nosotros, saltando apenas a un metro de distancia...
Ese día descubrí que los barcos pueden volar. 
Y desde hace mes y medio, siento que yo también puedo.

Las obras



Tengo un primo que está cañón. Es alto, moreno, y se parece ligeramente a Enrique Iglesias. Este primo mío es aparejador (arquitecto técnico, se dice ahora), y me contó hace poco la teoría de un compañero suyo sobre las obras:
- Las obras no se acaban; se abandonan.
Gran verdad. Nuestra experiencia con las obras es exactamente esta. En este momento, hace cerca de 2 años que empezamos la obra. Al principio venían 20 obreros, curraban como negros. Luego empezaron a venir 6 o 7, luego 2 o 3. Durante varios meses solo venía uno. Gracias a Dios, era el mejor de todos.
Ahora todo lo gordo está terminado, o eso dicen, de forma que en los últimos 2 meses no han venido. Mi marido es que tiene mucha paciencia, y cuando yo llamo no me hacen mucho caso. Al cargo de la cosa está el hijo del jefe de la cuadrilla, un chaval prepotente y niño bonito de 21 años que cree que lo sabe todo. Rumano. Cosa que me daría igual si no fuera tan machista.
La cosa es que cuando yo llamo, la conversación es más o menos:
- Mario, que a ver si venís a terminar.
- Es que hay que esperar a que se seque el cemento de la escalera.
El cemento lo han echado en enero. Ya no es que esté seco, está amojamao. Pero me hago la tonta, para no tener bronca.
- Vale, venid cuando podáis.
Total, que lo que falta, al fin y al cabo son unos rematitos... Poner unos enchufes e interruptores, porque hay madejas de cables que asoman de la pared. Un agujero pequeño en la pared de la escalera (el del cemento que nunca se seca, de un metro de diámetro). Otro agujerito entre el suelo del desván y el dormitorio de las niñas, de uno por dos metros, donde va un lucernario. Cositas de esas.
Cualquier día lo acaban. No me cabe duda.

viernes, 25 de marzo de 2011

Lenguaje mudo (I)

Me han enviado una presentación titulada así, Lenguaje mudo. Es una preciosidad, pero creo que hay que dosificarla. Por eso, voy a ir poniendo las fotos una a una. Todas de golpe llega un momento que no las aprecias.
Esta es la primera, se titula: AMOR

jueves, 24 de marzo de 2011

No llores



No llores si me amas. (San Agustín)
¡Si conocieras el don de Dios y lo que es el Cielo! ¡Si pudieras oir el cántico de los Ángeles y verme en medio de ellos!
¡Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos los horizontes, los campos eternos y los nuevos senderos que atravieso!
¡Si por un instante pudieras contemplar, como yo, la belleza ante la cual todas las bellezas palidecen!
¡Cómo!¿Tú me has visto, me has amado en el país de las sombras y no te resignas a verme y amarme en el país de las inmutables realidades?
Creedme: cuando la muerte venga a romper las ligaduras, como ha roto las que a mí me encadenaban, y cuando un día, que Dios ha fijado y conoce, tu alma venga a este Cielo en que te ha precedido la mía, ese día volverás a ver a aquella que te amaba y que siempre te ama, y encontrarás tu corazón con todas sus ternuras purificadas.
Volverás a verme, pero transfigurado, extático y feliz, no ya esperando la muerte, sino avanzando contigo, que me llevarás de la mano por los senderos nuevos de la luz y de la vida, bebiendo con embriaguez a los pies de Dios un néctar del cual nadie se saciará jamás.
Enjuga tu llanto y no llores si me amas

Sigo pendiente de Guille.
Hoy interesa rezar mucho, porque mañana le van a hacer una prueba muy importante

miércoles, 23 de marzo de 2011

Paseítos


Esta noche, mi hija pequeña se ha despertado llorando. 
- ¡Mami, mamiiiiiii! 
Allá voy. 20 meses de criatura. Le doy el biberón (casi siempre llora por eso, porque ha perdido el bibe en la inmensidad de la cuna). Pues esta vez no era.
- ¡Maaaaamiiiii!
Voy. La cojo. Me siento con ella en brazos en la sillita baja de su cuarto. Se retuerce hasta quedar de pie en el suelo, entre mis piernas. Me coge de la mano y echa a andar. Con el saquito de dormir, arrastrando los pies, tirando de su madre. Sin decir ni pío. Circula por el descansillo, el salón. la entrada, la cocina. Mira dentro del horno. Se para, medita. Desandamos el camino. Paradiña estratégica para coger el bibe, que al pasar he dejado sobre la mesita de café. Se lo pone debajo del brazo y sigue ruta hasta su cuna. Me echa los brazos y la cojo. Se enchufa el bibe y cierra los ojos.
¡Otra que está como una regadera!
Bueno; como dicen en los pueblos, el que lo hereda no lo roba...

martes, 22 de marzo de 2011

El coche


No sé dónde he oído que para los perros, un año equivale a siete años de la vida de un ser humano. Me pregunto cuál será la equivalencia para los coches.
Porque mi coche, mi fiel y resistente Mondeo, tiene ya diez años, y empieza a mostrar signos de la edad.  El último ha sido la rotura de alguna pieza que sujeta el asiento del conductor, de forma que se va para atrás hasta el final. Una, que es paticorta y tal, no llega de ninguna manera a los pedales, así que lo he tenido que llevar al taller. Afortunadamente, mi mecánico de cabecera es altamente eficiente, así que se lo hemos llevado esta mañana y a las cinco ya estaba listo.
Así que he vuelto a casa, tan contenta con mi cochecito, pero sé que, inevitablemente la senectud se irá apropiando de él, y éste no será sino el primero de una serie de problemas que, en algún momento, harán necesario jubilar a mi buen jamelgo y hacerse con otro.
Tiene una de las últimas matrículas de Madrid, la serie ZX. Es un coche con orígenes, con identidad. Es un coche castizo y chulapo, un coche de capital, un coche proletario de Carabanchel.
¿Qué otro podría sustituirlo? Los coches de ahora no son de ninguna parte. Apátridas sin raíces. 
Aguanta un poquito, hijo.
Que aparte de apátrida, un coche nuevo es carísimo...

lunes, 21 de marzo de 2011

Clarividencia



 Breve comentario
El 2 de febrero de 1905 nació en San Petersburgo la filósofa y escritora ruso-estadounidense Alissa Zinovievna Rosenbaum (más conocida en el mundo de las letras bajo el seudónimo de Ayn Rand), y falleció en 1982 en New York . 
Nunca más oportunas las palabras de la autora de esa magnífica novela que es Atlas Shrugged, traducida al español como La rebelión de Atlas, una suerte de anticipo de lo que nos está pasando.   
"Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias mas que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá, afirmar sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada."

domingo, 20 de marzo de 2011

Competencia

Ayer vi en la tele un programa titulado Debates en Libertad. Hablaban del problema de la central nuclear de Japón. Invitados: María Teresa Estevan Bolea y Agustín Alonso Santos. Dos pobres incultos e ignorantes, dos indocumentados.
Ella: Es Ingeniera Industrial por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Barcelona y Diplomada en Alta Especialización en Soldadura e Ingeniería Ambiental. Pertenece al Cuerpo de Ingenieros Industriales del Estado. Ha trabajado en empresas de Ingeniería y de Construcción y Montaje de fábricas de
Cemento, Plantas Químicas, Refinerías, Centrales Térmicas, Oleoductos y Gasoductos.
2001-2006 Presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear.
2000-2001 Consejera de la Comisión Nacional de Energía.
1999-2000 Presidenta del Consejo Superior de Industria y Energía. Ministerio de Industria y Energía.
Él es Catedrático emérito de Tecnología Nuclear
Vamos, dos mindundis.
Era impresionante ver no sólo el dominio de la materia que era evidente en sus intervenciones, sino también la cultura general y el conocimiento de otros temas ajenos a su área de conocimiento.
Con toda la claridad del mundo, explicaron lo que ha pasado, porqué y lo que se está haciendo para arreglarlo.
El programa era de estos que te quedas enganchado por su calidad (rarísimo en la televisión actual). Se puede ver o descargar el Libertad Digital (no es propaganda, es que me parece imprescindible para entender lo que está pasando).
La lástima es que justo al final, un muchacho que tenían allí no sé para qué, necesitado de un corte de pelo, con lo que en mis tiempos de colegio se hubiera considerado una postura inaceptable, puso la puntilla a un programa impecable:
- Hay que ver qué bien se ha "cubrido" la noticia.
En todas partes se cuecen habas...

viernes, 18 de marzo de 2011

En dos palabras: Im presionante

Hoy he ido a la Misa de desagravio de la Complutense. Hacía casi 15 años que no pisaba mi universidad, y en este caso ni siquiera era mi campus, porque cuando yo estudié no existía el campus de Somosaguas (lo estaban haciendo, tuvimos durante un año a los de políticas en nuestra facul mientras les hacían la suya nueva, todo el año la facultad llena de carteles y de pintadas del porte: "queremos nuestra facultad, las tías de medicina huelen a formol").
Bueno, pues yendo al tema, ha sido un pasadón. Yo he ido, entre otras cosas, porque pensé que iba a haber cuatro gatos. He oído en la radio "entre 500 y 1000 personas". Deben haber ido a otro sitio, porque a mí me han parecido muchas más. Había gente de traje, chavales melenudos y pijillos, niñas de uniforme escolar, ancianos (muchos, la mayoría con su sillita plegable, que la edad hace ser precavido), cuarentones/as de todos los pelajes (superpuestos o con vaqueros, como yo), una chica jovencísima con hábito hasta los pies, otra embarazadísima con la barriga ya caída, a punto de soltar el paquetito, a mi lado una sesentona longilínea con vaqueros, mandando SMS por la Blackberry, acné en todas las versiones, montones y montones de gente en todos los formatos. Lo único que faltaba era el militar sin graduación tan citado en las plazas de toros de ya hace un porrón.
Ha sido impresionante como una muchedumbre tan dispar, al aire libre y con el lorenzo que pegaba hoy, al comenzar a hablar el obispo, se ha callado inmediatamente. Móviles en silencio o apagados (yo he oído sonar uno solo), todos de pie, nadie se movía, en la consagración, en medio del campo, la mayoría se ha arrodillado... La cantidad de gente que ha querido comulgar ha sido tal que ha faltado la comunión a la mitad, más o menos. Pues hemos hecho comunión espiritual, y en paz.
La única nota discordante, en medio del ofertorio un tío con una cámara y una muchacha con micrófono se han colocado donde más gente había, se han hecho sitio y se han puesto a grabar la noticia. La del micro hablando al mismo tiempo que sonaba la megafonía, se ha confundido tres veces, y no sé si han desistido o han dado por buena la última, pero hay que ver qué falta de respeto. Eran de una cadena con número... Una voz detrás de mí ha dicho: uy, éstos, a ver qué van a contar en el telediario.
No quiero saberlo.

jueves, 17 de marzo de 2011

LAS CINCO VOCALES en el idioma español

La famosa escritora española Lucía Echevarría, ganadora del Premio Planeta, dijo en una entrevista, que "murciélago" era la única palabra en el idioma español que contenía las 5 vocales. 

Un lector, José Fernando Blanco Sánchez, envió la siguiente carta al periódico ABC, para ampliar su conocimiento.

Carta al director del diario ABC

Acabo de ver en la televisión estatal a Lucía Echevarría diciendo que,"murciélago" es la única palabra en nuestro idioma que tiene las cinco vocales.

Mi estimada señora, piense un poco y controle su "euforia". Un " arquitecto" "escuálido", llamado "Aurelio" o "Eulalio", dice que lo más "auténtico" es tener un "abuelito" que lleve un traje "reticulado" y siga el "arquetipo" de aquel viejo "reumático" y "repudiado", que "consiguiera" en su tiempo, ser "esquilado" por un "comunicante", que cometió "adulterio" con una "encubridora" cerca del "estanquillo", sin usar "estimulador".

Señora escritora, si el "peliagudo" "enunciado" de la "ecuación" la deja "irresoluta", olvide su "menstruación" y piense de modo "jerárquico".
No se atragante con esta "perturbación", que no va con su "milonguera" y "meticulosa" "educación".

Y repita conmigo, como diría Cantinflas:
¡Lo que es la falta de "ignorancia"!

sábado, 12 de marzo de 2011

viernes, 11 de marzo de 2011

Para chula, yo



Esta tía los tiene bien puestos. A ver qué hace ahora el de la grúa. Para que aprenda.

Lo de siempre




Esta mañana he salido de casa a la hora de siempre. El cielo, oscuro, se ha ido aclarando lentamente con la luz que se filtraba a través de las nubes. Dos palomas discutían sobre un cable. Una perdiz cruzando la carretera me ha hecho frenar. Lo de siempre.
Entonces, al encender la radio, dos palabras: once eme.
Hoy es 11 de marzo. Hace justo siete años desde que 192 personas, madrileños o de fuera, españoles o extranjeros, hombres y mujeres, nacidos o aún no, perdieron la vida. Nunca más harán lo de siempre. No volverán a ver el sol, ni las nubes, ni las palomas.
Y seguimos sin saber por qué. Ni quién. Sabemos, vagamente, parte del cómo. En ello se demuestra la indecencia generalizada de nuestros políticos. Nadie quiere saber. Ningún partido, que yo sepa, ha expresado su intención de no dejar piedra sobre piedra hasta averiguar quién fue, por qué y para qué. Hasta que todos los culpables (instigadores, autores intelectuales y materiales, encubridores, y, ojalá, todos los que se han tapado los ojos y no han querido ver), reciban su merecido castigo.
Porque tal y como estamos, ¿quién nos asegura que no lo van a volver a hacer?

jueves, 10 de marzo de 2011

¿Con el agua al cuello?





Todos los días una nueva. A mí éste ya me da hasta pena. Porque se lo están cargando los suyos propios. Ahora ya no solo es lo del mitin de la campaña de las autonómicas en Vista Alegre, sino la asistenta. Como se confirme, es posible que tenga que dimitir, porque esto no es robar a los fondos de una autonomía ni avisar a los terroristas de que viene la poli. Esto es un pecado contra uno de los mandamientos progres: No explotarás al inmigrante ilegal. 
Por supuesto que todos lo hacen, pero como te pillen, estás listo. Porque a ver cómo lo van a explicar. Al parecer dicen que no trabajaba las horas que requiere la ley, pero ella dice que sí. Y lo del dúplex en una urbanización de lujo con vigilancia, piscina climatizada, tenis, pádel, etc...de las Rozas, tampoco ayuda. 
Que conste que yo solo he conocido a fondo a un matrimonio progre, y por supuesto viven en las Rozas, y por supuesto tienen asistenta marroquí, y por supuesto le pagan en negro y sin seguridad social. Pero no son el presidente del Gobierno.
A ver si, por una vez en este pobre país, el que la hace la paga.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Pudo haber sido así


Adán y Eva metieron la pata, como todo el mundo sabe, y por ello fueron castigados. Adán a trabajar con el sudor de su frente y Eva a parir hijos con dolor. Lo de menos es el dolor, eso dura más o menos poco y luego se olvida. Ahora bien, los hijos SE QUEDAN.
Total, que mientras Adán se iba a la oficina o el equivalente, Eva se quedaba en casa con los niños. De aquélla no había guarderías (os recuerdo que solo estaban ellos cuatro), así que los niños estaban todo el día en casa. La pobre Eva cocinaba, lavaba y limpiaba para cuatro, y mientras tanto los angelitos hacían de las suyas.
Total, que el día que Eva tuvo el tercer ataque de nervios seguido, al haber encontrado a Caín decorando el sofá blanco del salon con rotulador indeleble, mientras Abel había atascado el retrete con dos rollos enteros de papel higiénico, Yahvé decidió apiadarse de ella e inventó la siesta (la de los niños, por supuesto). Y entonces, Eva también descansó (media horita nomás, pero qué bien sienta). 
He podido escribir esto porque las dos están planchando la orejita...

Como Dios manda


Hemos visto a nuestro presidente del gobierno hacer el ridículo (o, citando a César Vidal, como Rufete en Lorca) en innumerables situaciones, importantes o banales, públicas y menos públicas. Le hemos oído decir idioteces de todo porte, como aquello de que la tierra solo es del viento, cagadas inmensas como lo de la fracasada Merkel y otras lindezas.
Pero ahora se ha salido.
Le pide a Rajoy que hable con Dios y que le pregunte cómo debe ser el plan de ahorro energético. Y luego se cachondea, explicando que un plan "como Dios manda" es un programa "sistemático, coherente, pensado, articulado y de largo alcance".
Hay que ser memo.
Porque, efectivamente, todas éstas son características de un plan "como Dios manda".
La pena es que el que manda, todavía, es Zapatero.

martes, 8 de marzo de 2011

Frases



Hay frases de libros que se me quedan grabadas, y en ocasiones me dan vueltas por la cabeza durante días.
De mi libro favorito, Shards of honor  (bueno, no sólo este libro sino toda la saga Vorkosigan), ahí van dos. Como no están traducidos al español, la traducción es mala, porque es mía, pero que se le va a hacer:

- This struggle, God knows, has no honor in it. But exile, for no other motive than ease - that would be to give up all hope of honor. The last defeat, with no seed of future victory in it. (más o menos sería: Dios sabe que en esta lucha, no hay honor posible. Pero optar por el exilio, sin otra razón más que la comodidad, sería renunciar a toda esperanza de honor. La derrota definitiva, sin una posibilidad de victoria futura)

- I've always thought - tests are a gift. And great tests are a great gift. To fail the test is a misfortune. But to refuse the test is to refuse the gift, and somethig worse, more irrevocable than misfortune. (...) If you think it's really wrong, that's one thing. Maybe that's the test. But if it's only fear of failure, you have not the right to refuse the gift for that. (Siempre he pensado que las pruebas son un regalo. Y las grandes pruebas son un gran regalo. Fracasar en la prueba es una desgracia. Pero rechazar la prueba es rechazar el regalo, y es algo peor, más irrevocable que la desgracia. Si crees realmente que está mal, eso es otra cosa. Quizá esa sea la prueba. Pero si es únicamente miedo al fracaso, no tienes derecho a rechazar el regalo por ello)

Bss


¿Qué cierto es!

Qué es una caloría?
Calorías son esas pequeñas cabronas que se meten en tu ropero por la noche y cosen tu ropa estrechándola.

¡¡¡¡¡ MI ARMARIO ESTÁ LLENO DE ESTAS MIERDAS !!!

lunes, 7 de marzo de 2011

Militancia


Veo a los musulmanes, que cada vez con más frecuencia, se mueven entre nosotros. Y me llama la atención la militancia que hacen de su fe. Sé que es en la mayoría de los casos una táctica. Buscan la confrontación porque, como dijo Gaddafi, quieren conquistar Europa, no con la espada sino con la demografía.
Pero los cristianos, mayoría abrumadora en nuestro país, vamos por la vida como de tapadillo. Que no se nos note.
En mi trabajo, sólo hay una compañera que, sin hacer ostentación, deja claro que ella es cristiana y practicante. No porque lo diga, sino por su forma de comportarse. Por su lenguaje, por su serenidad, yo que sé porqué, pero se le nota a la legua.
Todo el mundo lo dice:
- Uy, ésa, es del opus.
Falso, pero da igual. Ya te han puesto la etiqueta, ya la llevas para siempre. Y lo dicen como algo entre ridiculo y ofensivo. Ahora no está bien visto ser católico. Hay que disimular. Si no lo haces, eres una beata o del opus.
Quizá porque a los demás les (nos) fastidia que otros se atrevan a actuar con coherencia y ellos (nosotros) no. Entonces se finge ser una cosa que no se es: el no practicante (bonita figura que supone una cota de incoherencia monumental. Tú crees en Dios, pero no en la Iglesia. Pues a mí que me lo expliquen, porque creo que alguien importante dijo algo como: Tú eres Pedro y sobre esa piedra edificaré mi iglesia). Y entonces pasa algo imprevisto: empiezas a comportarte como lo que no eres y acabas siendo como te comportas. Un cómodo. Un blando, un tibio. En una palabra, un mierda. Y entonces te sientes mal sin saber porqué (sí lo sabes, sí, pero cada vez te es más fácil ocultarte a tí mismo la verdad), y estás de mala leche todo el día y claro, te jode mogollón el que parece que está a gusto consigo mismo, y zas, ya le cayó el sanbenito.
Pues ojalá que algún día digan lo mismo de mí. Si consigo que que alguien diga:
- Coño, que le ha dado a ésta, que parece otra!
Y se piense por qué, me daré por muy satisfecha.

El móvil


Mi HTC touch, al que aborrezco, por otra parte, ha decidido amargarme la vida ya sin disimulos. Además de sus habituales mañas, de llamar a otra persona cuando estoy hablando, y otras lindezas por el estilo, ahora se apaga una media de 3 veces al día.
Así que ya me he hartado.
El capricho del Iphone queda descartado, así que ando en tratos con Movistar a ver qué me ofrecen. Necesito un teléfono que se pueda sincronizar con Microsoft Outlook, para poder llevar encima la planificación del trabajo, tanto mía como de my rib.
Por lo demás, me importa un pito lo que tenga, no necesito internet ni mandangas.
Sugerencias?

domingo, 6 de marzo de 2011

Budín de pescado superfácil

Ingredientes: medio kilo de pescado cocido desmenuzado (perca, fletán o panga, o cualquier otro sin espinas va bien, siempre previamente congelado, plis), cuatro huevos, medio vaso de salsa de tomate comprada o un vaso si es casera, un chorrito de leche, opcional una pizca de pimienta, yo no le echo sal, no le hace falta.
Preparación: se baten los huevos, se juntan con todo lo demás, se echa en un molde alargado, de los de plum cake, y se mete en el horno precalentado a 200 grados 10 minutos, luego se baja la temperatura a 170 otros 25 minutos más o menos. Para saber si está hecho, se pincha en el centro con un palillo, tiene que salir seco.
Está de muerte frío con un poquito de mayonesa.

viernes, 4 de marzo de 2011

Se acaba el invierno


Esta mañana he salido de casa aún a oscuras. Junto a mi puerta, un árbol verde grisáceo, bastante mocho aún por la poda de hace un mes.
A la vuelta, mientras cae muy flojito el aguanieve, el verdegrís se ha tornado en amarillo brillante. La mimosa ha florecido a traición, sin avisar, de golpe y porrazo. La foto no hace justicia porque el cielo está muy cubierto. 
La mimosa me retrotrae a los días de Galicia. En estas fechas, las veredas y los márgenes de las carreteras se tiñen de amarillo mimosa, que ilumina la umbría permanente. Se anuncia la primavera, a pesar de la amenaza de nieve en el aire. 
La mimosa no se da en Madrid, decían. Se te va a helar, decían.
Va para siete años que está la mimosa en la puerta, Y las flores de mimosa son el milagro brillante que para mí significa, desde hace muchos años, el final del invierno.

¿A qué me recordará esto?

Lo bueno de los recopilatorios es que te encuentras canciones que no conocías.
La siguiente del disco de Battiato es para no perdérsela:
              Mi pobre patria
              aplastada por abusos del poder,
              de gente infame que no conoce el pudor.
              Se creen los dueños todopoderosos
              y piensan que les pertenece todo.
              Los gobernantes,
             cuántos perfectos inútiles bufones...
Y sigue toda en este tono.
A mí me recuerda a algo, lo tengo en la punta de la lengua...

Profundo?


En esta fase de regreso a la infancia que me consume desde hace unas semanas, he buscado música de la que oía de adolescente. Recupero a Mecano, Radio Futura, Dire Straits, El pingüino en el ascensor, Hombres G, Olé olé...
Y Battiato.
Me parecía tan profundo de adolescente. Aquéllas frases incomprensibles debían ser filosofía pura. Bueno, pues ahora me deja descuadrada igual, porque una de dos, o yo soy lerda, o lo que dice es simplemente un barullo sin sentido. A lo mejor es que al traducir del italiano, para que le cuadre la métrica y la rima (aunque mucho, mucho, no rima) pone la primera palabra que le cuadra. La cosa es que hay frases preciosas (caminante que vas buscando la paz en el crepúsculo, la encontrarás el final de tu camino), seguidas de incoherencias totales (largo el tránsito de la aparente dualidad. ¿Qué coño quiere decir eso?).
Bueno, este rollo viene a cuento de una de las canciones más conocidas de Battiato. Busco un centro de gravedad permanente. La he oído mil veces. Hoy, a la 1001, escucho por fin la frase. La integro. Y pienso:
- Anda la osa, ha descubierto América, éste. Pues como yo. E imagino que como todos.
Pero yo creo que ya lo he encontrado. Ahora es cuestión de no perderlo de vista otra vez.

El despelleje indiscriminado



Hace mucho tiempo leí un chiste de Forges. Un guía turístico acompañaba a un guiri, y señalando a dos mujeres con las cabezas juntitas, decía: Este es el primer deporte nacional: el despelleje indiscriminado.
Ahora me doy cuenta de qué gran razón tiene el chiste. Da igual quién sea y da igual el grado de aparente amistad que una a la persona criticante y a la criticada (antes pensábamos que era una cosa más de mujeres, pero cada día son más los hombres que entran en la categoría profesional de este deporte). El despelleje a la española, grado superlativo de la crítica, consiste en poner a pingar a Fulana cuando estás con Mengana, y a Mengana cuando estás con Fulana.
Es una forma estupenda de entablar conversación o de mediar en conversación ajena, sobre todo cuando el que pones a parir de entrada es algún famoso o así. El despelleje de conocidos mutuos requiere un grado más avanzado de confianza, pero proporciona una intensa sensación de complicidad.
Quién no ha oído o participado en una conversación de este tenor:
- Pues fíjate mi marido, que le puso al niño los pantalones con las rodilleras por detrás.
- Pues anda que el mío, que.... -lo que sea.
Y eso que son los respectivos. Pero da igual. La competencia por ver quién despelleja mejor, ese es el verdadero deporte nacional.
Elevado a grados superlativos, se convierte en programas de televisión. Ejemplo perfecto: Tele5. Allí van Pepe y Juan, y ponen a caldo de gallina a Manolo. Al día siguiente van Pepe y Manolo y el que sale a pingar es Juan. Y así sucesivamente. Y delante de millones de espectadores, que disfrutan del espectáculo. Es el criticador profesional. De campeonato, vamos.
Yo soy la primera que entono el mea culpa.
Pero está de lo primerito en la lista de cosas a cambiar.
BSS

martes, 1 de marzo de 2011

Bendita inocencia



Hoy, la pobre de mi hija mayor ha llegado del cole contando lo que le ha pasado hoy en clase. Para poner en claro los antecedentes, diré que cuando grita, que es con cierta frecuencia, le decimos que gritar es de mala educación y que las que más gritan son las brujas y los ogros. Cuando se pone rabiosa por algo, y chilla a pleno pulmón, le decimos:
- Hija, gritas como una bruja...
Parece una tontería, pero deja de gritar en cuanto consigo que lo oiga.
Bueno, pues al parecer en el cole la profesora se ha puesto a gritar por algo que no he conseguido entender y ella le ha dicho que gritaba como un ogro.
- Hija, y ella, ¿qué ha dicho?
- Mami, gritaba cada vez más y le he dicho que gritaba como una bruja...
Mañana me tocará llamar para deshacer en entuerto.

De libros

Últimamente no tengo tiempo de leer mucho, pero de pequeña era una fiera. Leía todo lo que me caía en las manos, incluso cosas inverosímiles. Ejemplo: Cuando tenía 10 años me leí, de cabo a rabo, una monografía de más de 1000 páginas editada por el ministerio de Cultura sobre las cuevas de Altamira. Sí, era un auténtico bicho raro.
Recientemente he leído uno que me ha gustado mucho, el último de Ken Follet, sobre la 1º guerra mundial, La caída de los gigantes. He de reconocer que lo leía con cierta prevención, porque después de lo que me gustó Los pilares de la tierra, la segunda parte, Un mundo sin fin, me defraudó bastante. Sin embargo este último me ha encantado. Está igual de bien escrito que todo lo de Follet, pero la historia es apasionante, y la relación que a lo largo del texto se va a establecer entre los personajes aparentemente tan lejanos es maravillosa. Realmente merece la pena si tienes tiempo y bíceps (porque pesa un montón).
Otro que me ha gustado bastante es Maldito karma. Una tontería, pero tiene gracia y es muy entretenido. Fácil de leer, también, así que es un buen libro para seguir al anterior, para desintoxicar.
En cuanto a cosas menos recientes, no puede faltar algo de Janet Evanovich.  A poder ser en inglés, porque traducir los juegos de palabras es complicado y pierde la mitad de la gracia. Recomiendo vivamente empezar por One for the money. En caso de no leer inglés, hay al menos dos traducidos al español. Yo los releo periódicamente, al igual que la serie de Vorkosigan de L. McMaster Bujold. Es una auténtica obra maestra, no solo por la calidad de la escritura, la verosimilitud y la profundidad de los personajes, sino por la complejidad y perfección de las tramas, y los toques de humor que le aportan vida y realismo.
Y por último, al menos una vez al año releo Don Camilo. No creo necesario, ni me siento suficientemente capacitada, para comentarlo.
Ahí queda eso.